miércoles, 2 de mayo de 2007

EMP-Programacion actividades ocupacionales

Actividades Ocupacionales para la Integración Socio-laboral
Prof. Dr. J. E. Armesto

EQUIPOS MULTIPROFESIONALES EMP
EVALUACIÓN para la INTEGRACIÓN.



EQUIPOS MULTIPROFESIONALES - EMP

Como dicen las palabras son grupos de diferentes profesiones dirigidos o coordinados por uno de ellos, que trabajan para un fin común.

Habrá tantos EMP como objetivos se persigan. Así el EMP de Rehabilitación médica, dirigido por el Medico Rehabilitador, integrara fundamentalmente al fisioterapeuta, al terapeuta Ocupacional, al enfermero, al auxiliar, al podólogo, etc. Y tendrá como fin efectuar la rehabilitación de un discapacitado, o lesionado.

Tendremos un EMP de valoración, que estará integrado por un conjunto de profesionales, médicos, fisioterapeuta, psicólogo, etc con el fin de dictaminar un determinado grado de minusvalía.
Tendremos también EMP de Orientación Profesional, y será un gabinete formado por diferentes profesionales, tales como Psicólogo, posiblemente director o coordinador, un trabajador social, un T. Ocupacional ect.
Y así habrá EMP para la Integración Socio-Laboral, donde estará presente el T.O. el Médico del trabajo, el fisioterapeuta, el Psicólogo, etc


PROCESO DE EVALUACION

Por el proceso de evaluación, entendemos el conjunto de acciones que ejercitamos sobre el paciente para valorar y cuantificar su discapacidad.
Normalmente es realizada por el médico y el EMP. La participación del TO, se basará en la información médica contenida en la Historia Clínica.
La evaluación puede ser física, psíquica y/ o sensorial. En la mencionada HC habrá una serie de datos como edad, diagnostico de su enfermedad o problema, pronostico, profesión, estado civil, etc.,.
Si el problema es de tipo físico deberemos plantearnos una serie de preguntas, como la de si hay dolor; intensidad, localización...Habrá que evaluar la existencia de alteraciones de la sensibilidad, en la coordinación y en el equilibrio, presencia o no de temblor, aspectos que nos orientaran hacia patologías del S.N. Evaluaremos también los aspectos perceptivos del paciente, el balance articular activo y pasivo, el balance muscular, capacidades para la realización de actividades de autocuidado, AVD.
Comprobaremos si el paciente recibe tratamiento fisioterapeutico, logopedia, etc. para intentar coordinar todas las actividades terapéuticas del EMP con las propias de TO. Será útil hacer una evaluación del domicilio, conocer las posibles adaptaciones en el mismo.
Sabremos cuales son los requerimientos laborales del paciente, y para ello, efectuaremos una básica Orientación profesional, conociendo sus intereses conoceremos sus habilidades, capacidades residuales y destrezas para diferentes tareas laborales.
Indagaremos sobre la actitud psicológica del paciente ante su enfermedad o problema de cara a una ISL. Si el problema es psiquiátrico, debemos asesorarnos del Psiquiatra responsable y saber el concepto “del Yo” de los otros y su estructuración del tiempo libre.

Antes de iniciar una supuesta actividad ocupacional, y para una aplicación terapéutica se deberá tener en cuenta siempre las posibilidades reales del sujeto: actuando por sí mismo, y con la ayuda de otra persona.
Tendremos en cuenta el concepto de zona de desarrollo potencial, o sea la diferencia entre lo que es capaz de desarrollar por si solo, y lo que hace con la ayuda de los demás.

Para dirigir la respuesta de forma terapéutica, tal como definimos a la T.O. es necesario estar basada en el conocimiento de la Zona de desarrollo potencial del paciente, y una vez obtenido esta zona, podemos realizar adecuadamente la programación de actividades ocupacionales desde el campo de la TO, basada en las posibilidades reales del paciente, con la finalidad de obtener resultados satisfactorios, de forma que el análisis y selección de actividades ocupacionales, así como la selección con conocimiento previo de los elementos constituyentes y las acciones terapéuticas de integración socio laboral, precisarán de una concordancia con las necesidades del paciente.
Por tanto, el análisis de la actividad ocupacional es un elemento fundamental para la selección adecuada de las finalidades terapéuticas.


PROGRAMACION DE ACTIVIDADES OCUPACIONALES EN LA INTEGRACIÓN SOCIO-LABORAL

Programación:

Al programar, el TO, deberá realizar un acto de síntesis de los objetivos propuestos para cada paciente, buscando una respuesta esperada, sobre la base de la Zona de desarrollo potencial, y en un tiempo esperado.
Hay que programar buscando un fin concreto. A menudo hay que re-programar, cuando los objetivos parciales varían.
Esta programación será diferente, según el tipo de discapacidad .
La programación para restablecer la función física, obliga a determinar actividades ocupacionales que le proporcionen ejercicios necesarios que le ayuden a desarrollar el uso normal de la región incapacitada, o ayudarle a compensar la función, inicialmente para reintegrarse a su vida normal con la mayor autonomía personal, y también el integrarlo en la vida laboral.

Para conseguir estos objetivos un programa de ISL debe ir enfocado a obtener los siguientes aspectos:

1.-Aumentar la coordinación, la potencia muscular y su resistencia
2.-Aumentar el balance articular
3.-Adiestramiento en las AVD
4.-Desarrollar la tolerancia al trabajo
5.-Orientación profesional o prevocacional.

Antes de iniciarse cualquier programación debemos tener en cuenta los siguientes factores:
1.-Factores médicos: De forma que ningún paciente debe ser tratado con T.O., sin consejo médico. Este debe indicar y dirigir la acción rehabilitadora, con el apoyo profesional del TO, y de otros profesionales.
Así el médico debe indicar al T.O., datos clínicos, desde el diagnostico, antecedentes, objetivos del tratamiento, precauciones, etc. Con esto, y su evaluación personal y profesional con otros datos del EMP, analizará y seleccionará las actividades ocupacionales para efectuar la terapia mas adecuada a los fines propuestos.
2.-Factores personales: Tendrá en cuenta las expectativas del paciente, los intereses, y los requerimientos laborales en el caso de Integración laboral, sus conocimientos, formación educativa y profesional, y su actitud psicológica ante su discapacidad.

En la Integración laboral el TO tendrá en cuenta los requerimientos laborales; los tipos de movimientos que son necesarios para realizar su trabajo, las posiciones en que se desarrolla, las máquinas o herramientas que usa, y todos los factores que inciden en el Puesto de trabajo.
Es por ello que el TO que participe en programas de ISL, debe conocer al menos de forma básica diferentes condicionantes de diferentes Puestos de trabajo, y sus requerimientos laborales.
Un programa de tratamiento con A.O para la ISL, debe ser graduado, de forma que pueda desarrollar los requisitos imprescindibles para con la reeducación profesional poder capacitarse desarrollando la fuerza o la resistencia necesaria para el Puesto de trabajo donde se pretende integrar.

También se tendrá en cuenta los intereses y nivel educativo, a fin de adecuar la preferencias del sujeto. Si se pretende volver al mismo Puesto de trabajo, debe evaluarse esta posibilidad, según su discapacidad, y si no, debe buscarse la readaptación a otro, que reúna las condiciones básicas, mediante un programa de Orientación Profesional

Su actitud psicológica, personal, ante los demás, y ante el trabajo son fundamentales, antes de iniciar una programación para la Integración laboral.

Otros factores personales son su estado socio-económico, edad, familiares o personas que le apoyan. También influye lo que los americanos denominan “la chuleta verde”, y se refiere a las personas que simulan que quieren trabajar, y no lo desean, pues reciben una recompensa económica y no desean reincorporarse al trabajo pues pierden dicha subvención.

La programación de Actividades ocupacionales con objetivos de ayuda y protección será diferente que la de Integración laboral.
Estos pacientes, normalmente con procesos crónicos, psiquiátricos, marginados, de edad avanzada y pacientes de enfermedades terminales con períodos de hospitalización, precisan de actividades Ocupacionales que faciliten su integración social.
Necesitan Actividades Ocupacionales de adiestramiento en la AVD y adaptaciones.
Los objetivos serán de tipo psicológico y/o físico
Se precisara que la actuación terapéutica y ocupacional se encamine a ayudar al paciente a adaptarse lo mejor posible a su enfermedad, cuando es crónica e irreversible, y a su hospitalización. También se buscará la forma de aliviar su sufrimiento. Se tratará de mantener y estimular sus intereses y los contactos sociales; se procurará que se desahogue de sus irritaciones y resentimientos, distrayendo su mente para procurar eliminar o mitigar su preocupación.


Mediante actuaciones físicas, se procurarán actividades ocupacionales para producir una “fatiga saludable” de forma controlada, prevenir las contracturas musculares utilizando férulas o adoptando posturas adecuadas, mejoraremos el tono muscular y la circulación venosa de retorno, procurando la deambulación, y le ayudaremos a completar y perfeccionar las AVD.

Las Actividades Ocupacionales en el paciente psiquiátrico y con deficiencia mental obliga a una programación especifica.
El objetivo puede ser la integración laboral y/o la Integración social. Los tratamientos propuestos a través de actividades ocupacionales pueden plantearse de forma individual y/o grupal. De forma sintética, se pretenderá restablecer el contacto del paciente con la realidad; se tratará de aumentar la aptitud de la interacción del paciente con su ambiente, y con la comunidad; se buscarán formas de restablecer la autoestima, mejorando su imagen, y por ultimo se tratará de reforzar las defensas adaptativas del individuo ante sus propios impulsos, ansiedades, etc.

FIDLER afirma que “la TO puede conducir al desarrollo de las destrezas específicas de la persona, de su ego y que las actividades ocupacionales pueden ser particularmente útiles en el desarrollo a la tolerancia a la frustración, en la valoración de la realidad social, en el aprendizaje de la sublimación, en el empleo de las experiencias satisfactorias pasadas como recurso en el desarrollo de respuestas reales al fracaso, éxito y error. Util para el dominio de los sentimientos.”


En la Integración laboral como anteriormente se ha mencionado el TO, debe participar activamente mediante Actividades Ocupacionales que desarrollen las destrezas y habilidades para el trabajo.
Debemos recordar que la habilidad es más elemental que la destreza. Pueden ser de tipo espacial, y motriz, y permiten destrezas manipulativas, para memorizar, percibir, etc., dando lugar a una destreza cognitiva (razonamiento). Recordemos que un conjunto de habilidades pueden dar lugar a una determinada destreza. Por tanto una destreza es la actividad resultante de la suma de una serie de habilidades adquiridas por un aprendizaje, para obtener un resultado determinado


Las destrezas pueden ser de diferentes tipos:

(Recordemos lo estudiado en “Teoría y Técnicas de Terapia Ocupacional” y que no vamos a repetir)

1.-Destezas cinesiologicas y neuromotrices: Tal como la destreza manipulativa. Recordemos que engloba el análisis de presa y pinza, el estudio de la praxis gestual, de la coordinación oculo-manual y del uso de su representación mental.

2.-Destrezas de tipo neuropsicologico y cognitivo: Implica un predominio de aspectos cognitivos y neuropsicologicos en la actividad. Será la destreza para resolver un problema

3.-Destrezas de tipo conductal y psicosocial: Donde predominan los modelos conductuales y psicosociales. Destreza para las situaciones de adaptación social.

En la evaluación para la Integración Socio-laboral deberemos analizar y potenciar las habilidades y destrezas, para adecuarlas a los requerimientos laborales de diferente Puestos de trabajo. Las utilizaremos en la confección del Profesiograma.

Tras la evaluación y utilizando el EMP diferentes métodos, test o pruebas, según las múltiples discapacidades, nos encontraremos 4 tipos de pacientes discapacitados:

1.-El que conserva la capacidad laboral, pero le falta capacidad física para volver a su Puesto de Trabajo o a uno nuevo. Puede mediante las actuaciones del EMP y con un reentrenamiento integrarse de nuevo en la actividad laboral.

2.-Paciente que pierde no solo su capacidad física sino también la laboral para su anterior puesto de trabajo si trabajaba, o que no puede integrarse en actividades laborales normales. No basta con un reentrenamiento sino que obliga a el aprendizaje de un nuevo oficio compatible con sus capacidades residuales, de acuerdo con la valoración del EMP (grado de discapacidad)
3.-Paciente que pierde o no puede conseguir un trabajo productivo con rendimiento aceptable y competitivo. Puede efectuar un trabajo autónomo en su casa, o debe ser orientado hacia un CEE. En talleres protegidos)

4.-Grandes inválidos, que no pueden integrarse en la Empresa Normal. (Algunos Grandes inválidos pueden mediante su capacidad intelectual efectuar actividades normales). De cualquier forma pueden desempeñar un papel activo en la vida social. El CO es otra alternativa.